TORRE DEL PINO: LOS SECRETOS DE LA FINCA PARA BODAS EN ZARAGOZA

 

A escasos kilómetros de la ciudad de Zaragoza, en San Juan de Mozarrifar, se encuentra la Finca Torre del Pino, una joya histórica que ha dejado una huella imborrable en la arquitectura y cultura de la región.

Antiguamente conocida como Torre de La Traggia, este destacado monumento histórico se erige como el epicentro y edificio más antiguo de la localidad, convirtiéndose en un testigo del paso del tiempo.

HISTORIA DE La FINCA TORRE DEL PINO

La historia de Torre del Pino se remonta al año 1720, cuando fue adquirida por el Conde de Traggia, quien la transformó en su finca de verano.

En su interior, la torre albergaba una ermita construida en 1738, dedicada en aquel entonces a San Joaquín. Los edificios originales, que albergaban las caballerizas, entre otros, se han mantenido con el paso de los años, preservando la esencia de épocas pasadas.

Además, la finca guarda el recuerdo de un antiguo pino de dimensiones asombrosas que se alzaba majestuosamente en la ubicación actual de la piscina.

Finca Torre del Pino

¿POR QUÉ SE LLAMA TORRE DEL PINO?

La propiedad cambió de manos y recibió su nombre actual, Torre del Pino, cuando la familia Bas Valdivia la adquirió. La denominación se originó tras la caída de aquel colosal pino a causa de un rayo, un evento que marcó un nuevo capítulo en la historia de la finca y que resonó entre los vecinos del pueblo.

¿CUÁNDO SE CONVIRTIÓ EN UNA FINCA DE BODAS EN ZARAGOZA?

En 1998, la familia Bas Valdivia decidió abrir las puertas de este tesoro histórico y convertir sus extensos jardines en un espacio perfecto para la celebración de eventos y bodas inolvidables. Los visitantes y futuros esposos tienen la oportunidad de sumergirse en la atmósfera única de la finca, descubriendo sus rincones llenos de encanto y misterio.

Los invitados que elijan la Finca Torre del Pino como escenario para sus eventos se verán envueltos en la magia de un lugar que ha resistido la prueba del tiempo. Los jardines de ensueño, ahora destinados a la celebración, ofrecen un telón de fondo pintoresco y romántico para cualquier ocasión especial. Cada rincón de la finca cuenta una historia, y los eventos celebrados aquí se convierten en parte de la narrativa viva de este monumento histórico.

Así, la Finca Torre del Pino en San Juan de Mozarrifar no solo es un lugar para eventos, sino un testamento tangible de la rica historia y la magia que envuelve este encantador rincón de la región de Zaragoza.


ENTREVISTA INÉDITA CON LAS DUEÑAS

¿CUÁL HA SIDO LA BODA MÁS MEMORABLE QUE SE HA CELEBRADO EN SU FINCA PARA BODAS EN ZARAGOZA Y QUÉ LA HIZO ESPECIAL?

Todas las bodas son especiales. Cada pareja personaliza al máximo su día, dándole su toque inédito y reflejando sus hobbies, su amor y aquello que les representa.

No obstante, si que hemos alojado en nuestra Finca para bodas en Zaragoza algunas que han tenido toques muy especiales. 

Este año, en verano por ejemplo tuvimos unos novios, Gemma y Victor que daban mucha importancia a la música, y vinieron a cantar las cantantes de Flying free y King Africa. Además hubo muchos más detalles como el baile que hicieron de novios, ambos vestidos de bella y bestia, la ceremonia con su familia canina, entre otras cosas. Fue muy divertido y por supuesto todo el mundo bailó.

Otra boda reciente que también nos llamó mucho la atención fue el “Bodillón”. Esta boda la denominaron así los novios, ya que se realizó en Nochevieja. Fue muy emocionante tomarse todos juntos las uvas, y por supuesto la magia de la Navidad inundaba el ambiente.